Marca personal (II): Cómo hacer un buen elevator pitch

¿Cómo hacer un buen elevator pitch? ¿Qué pasos tengo que realizar para conseguirlo? Después de haber hablado en el último post de la marca personal, hoy me gustaría tratar el concepto de elevator pitch. 

Elevator Pitch y la marca personal

Ambos conceptos, elevator pitch y marca personal, tienen relación. Recordemos que la marca personal es la percepción que los demás tienen de mí como persona y como profesional, es el recuerdo que dejo en mi entorno y cómo impacto en los demás.

El concepto de elevator pitch es un anglicismo que tiene como idea concretar un mensaje que sea capaz de llamar la atención del interlocutor para poder concertar una reunión posterior… y todo ello en el tiempo que puede durar un viaje en ascensor, es decir, no más de un minuto.

Esta original idea es un fantástico ejercicio de reflexión para seguir profundizando en nuestra marca personal. Seamos conscientes de que, tanto si buscamos financiación o respaldo para un proyecto emprendedor y en ese ascensor coincidimos con un potencial inversor, como si buscamos trabajo y nos encontramos con el Director de Recursos Humanos de la empresa donde queremos trabajar, practicar este ejercicio nos va a ayudar a enfocarnos en nuestro objetivo y a tener más claro qué destacar para conseguirlo.

 

CÓMO ELABORAR UN ELEVATOR PITCH : PASOS

Reflexiona sobre las siguientes cuestiones para poder elaborar un buen elevator pitch:

  1. Identifica tu proyecto
    ¿Cuál es tu valor añadido? ¿Qué soluciones puedes ofrecer? ¿A quién le puede interesar?
  2. Identifica cuál es tu propuesta de valor
    ¿Qué puedes aportar? ¿Qué recursos/experiencia/motivaciones tienes? ¿Sabes qué necesitas? ¿Cómo van a beneficiarse las personas implicadas confiando en ti?
  3. Identifica cuál es tu diferencia
    ¿Qué hace que sea mejor confiar en ti y no en los demás? ¿Qué te distingue? ¿Cuál va a ser el éxito?

 

QUÉ COMPETENCIAS SE NECESITAN PARA HACER UN BUEN ELEVATOR PITCH

Personalmente, creo que además este ejercicio permite identificar varias competencias de la persona que lo realiza, así que en el caso de alguien que busque talento tu elevator pitch da bastante información sobre los siguientes aspectos:

Iniciativa

Demuestra el interés que tienes  en “romper el hielo” y en acercarte a las personas para poder conseguir tus objetivos. Demuestras además seguridad y confianza en ti mismo/a y una actitud positiva que te hace salir de “la zona de confort” para conseguir esa cita o reunión que necesitas para profundizar en el tema que te interesa.

Orientación a objetivos

Muestras que pones los recursos a tu disposición para lograr tus metas, además cuentas con un tiempo muy ajustado, por lo que debes enfocarte a lo que quieres conseguir desde el principio.

Capacidad de síntesis

Ve al grano, para ello identifica qué es lo más importante de lo que vas a contar, responde a “para qué puede ayudarle”, “porqué le beneficia”, “qué puedes aportar”, “qué es lo más interesante”.

Empatía

Adáptate a los intereses de la persona que te está escuchando, para eso puedes hacer algunas preguntas abiertas que te permitan tener información relevante de esa persona. Es interesante en la medida de lo posible adaptar tu discurso según el conocimiento que tenga la persona sobre el tema que tratas, o su interés previo, o dependiendo del sector, empresa o puesto que desempeña.

Creatividad

Sé original, creativo y llama la atención. El objetivo es suscitar el suficiente interés como para conseguir una reunión posterior en la que poder tratar con más detalle el proyecto que quieres presentar.

Habilidades de comunicación

Sé claro, directo y ameno en tu enfoque. Evita dar demasiadas cifras, datos o información poco comprensible, sé ameno y conecta con las emociones del interlocutor. Sé asertivo, evita decir que “vas a intentar”, di que “vas a hacer”. Muéstrate seguro, confiado y con actitud positiva.

Capacidad de negociación

El elevator pitch muestra tu habilidad para cerrar el encuentro pidiendo al interlocutor su contacto para poder llamarle o enviarle un email para fijar una reunión. Una vez que has logrado generar un clima de interés es un buen momento para acordar una reunión que pueda resultar útil para ambas partes.

 

La clave del elevator pitch

La clave de un buen elevator pitch es la confianza en ti mismo para llevarlo a cabo y, para ello, practica delante del espejo todas las veces que sean necesarias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *