Objetivo: Generar talento. Cómo poner en acción la inteligencia

¿Qué es el talento? ¿Cómo poner en acción la inteligencia? ¿Podemos generar talento, no sólo a nivel individual, sino también en sociedades y organizaciones? 

Hoy en día escuchamos la palabra talento con mucha frecuencia, para referirnos a la capacidad intelectual o aptitud del ser humano, y, como todas las capacidades, es algo que se puede desarrollar.

No es algo estático, fijo, que se nos da al nacer y ya no podemos hacer nada por cambiar, sino que podemos ejercitar, ampliar y potenciar para alcanzar mejores versiones de nosotros mismos.

Generar talento es el objetivo

En esta ocasión me gustaría recomendar una fantástica lectura, del gran maestro José Antonio Marina, “Objetivo: Generar talento”.

Me gustaría resaltar algunas ideas principales que trata el profesor Marina en su libro:

La función de la inteligencia para generar talento

La función de la inteligencia, (la función del cerebro), no es conocer, no es tampoco sentir, sino que es dirigir la acción. Y a ese objetivo se orienta todo lo demás.

El talento es la inteligencia actuando

Más allá de la inteligencia cognitiva y la inteligencia emocional, el nuevo modelo que está emergiendo y que integra todos los demás es la inteligencia ejecutiva, la inteligencia en acción y para la acción.

Pensamos para actuar.

El talento es, por tanto, la inteligencia actuando de manera adecuada, brillante, eficiente.

Talento es la inteligencia que elige bien las metas, maneja la información, gestiona las emociones y pone en práctica las virtudes de la acción necesarias para alcanzarlas, ampliar su capacidad de acción y conseguir una mejora continua.                                                                                                                                José Antonio Marina

El talento es el acto de invertir bien la inteligencia

El acto de invertir bien la inteligencia es el talento.

El modo de ir acumulando capital es el aprendizaje, el capital, (conjunto de recursos) son los hábitos intelectuales, afectivos, creadores, ejecutivos. La inversión es la acción.

Generar talento en grupos y organizaciones

Si hablamos de inteligencia de grupos y de las organizaciones, debemos hablar también del talento de los grupos y de las organizaciones.

Esto consiste en su capacidad para elegir bien las metas y de movilizar todas las inteligencias individuales que lo componen para conseguir alcanzarlas, aumentando al mismo tiempo sus posibilidades.

La inteligencia generadora

La inteligencia humana es un híbrido de biología y memoria.

Capta, maneja información, toma decisiones y actúa mediante mecanismos que desconocemos.

A este nivel “no consciente” lo llamamos inteligencia generadora.

Sin embargo, una parte de los resultados de estas actividades que pasan a estado consciente permiten que la inteligencia ejecutiva pueda dirigir y supervisar las operaciones de la inteligencia generadora.

Para ello necesita de un criterio de evaluación.

Cómo generar talento y desarrollarlo

Para desarrollar el talento es necesario:

  • Educar debidamente la inteligencia generadora para que tenga buenas ideas, deseos, proyectos.
  • Fortalecer la inteligencia ejecutiva para que adquiera las virtudes de la acción, (inhibir los impulsos nocivos, gestionar la memoria).
  • Disponer de un buen criterio de evaluación.
  • Mantener el deseo de mejorar.

La capacidad no sólo de aprender, sino de gestionar el propio aprendizaje, nos permite saltar de la actividad espontánea (aprendemos continuamente) a la actividad dirigida (aprendemos voluntariamente).

El Director de Aprendizaje

El entrenador como “director de aprendizaje”:
1. Tiene una meta clara. Tiene que saber lo que su alumno debe conseguir, siendo el objetivo permanente mejorar el desempeño.
2. Conoce el modo de mejorar el rendimiento y enseñar al alumno a que lo aplique. No sólo debe dar consejos teóricos, sino el método concreto para alcanzar el desempeño en cada momento.
3. Planifica el entrenamiento, marca las pautas de progreso, la velocidad de crucero, para cada alumno. Le acompaña al “estado de desarrollo próximo”.
4. Da feedback continuo e inmediato de cómo lo está haciendo el alumno. La evaluación educativa debe estar muy próxima al hecho evaluado.
5. Ayuda a soportar el entrenamiento, que suele ser aburrido, ya que se basa en la repetición dirigida hasta conseguir la perfección.
6. Demuestra y transmite una “actitud de crecimiento”, es decir, una mentalidad de crecimiento en lugar de una mentalidad fija.

La inteligencia generadora experta

Características de la inteligencia generadora experta:
1. Percibe más cosas, interpreta mejor los indicios, reconoce patrones, descubre oportunidades, posibilidades.
2. Aprende y recupera mejor lo aprendido.
3. Comprende con mayor rapidez.
4. Anticipa con más acierto y fluidez, elabora proyectos y planifica.
5. Puede tomar mejores decisiones con menos información, por intuición.
6. Distingue con acierto lo relevante de lo irrelevante.

Conclusión

El talento de un grupo, una sociedad o una organización es su capacidad de elegir bien sus metas y movilizar todas las inteligencias individuales que lo componen para conseguir alcanzarlas, aumentando al mismo tiempo sus posibilidades personales.

Si lo llevamos al mundo de la empresa, la inteligencia generadora, de la que proceden las ideas y los procesos de realización, está compuesta por todas las personas que trabajan en la empresa, que son las que poseen el conocimiento, destrezas y capacidades operativas.

La inteligencia ejecutiva es la encargada de fijar las metas, recibir las propuestas, compararlas con el criterio de evaluación, aceptarlas, rechazarlas o pedir alternativas y, si la propuesta llega a ser aceptada, dar la orden de marcha.

¿Cuáles son tus fortalezas como entrenador o “director de aprendizaje”?

¿Cómo está la relación en tu equipo entre inteligencia generadora e inteligencia ejecutiva?

¿Qué vas a hacer para encontrar el equilibrio más adecuado entre ambas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *