Competencias de la inteligencia emocional (IV): Automotivación

¿Cómo desarrollar la automotivación personal? ¿Y la automotivación laboral? Hoy hablaremos, dentro de la serie Competencias de la Inteligencia Emocional, de la automotivación.

Automotivación en las competencias de la inteligencia emocional

Como sabemos, la inteligencia emocional reúne el conjunto de habilidades que permiten conocer y gestionar de forma adecuada nuestras propias emociones, y comprender y gestionar las de los demás para guiar nuestra forma de pensar y nuestro comportamiento.

Hemos visto en posts anteriores, dentro del área de la inteligencia intrapersonal, las competencias englobadas dentro del autoconocimiento y la autorregulación. 

AUTOMOTIVACIÓN

En este post vamos a centrarnos en las competencias relacionadas con la automotivación, que es el motor interno que nos lleva a realizar nuestros objetivos y metas.

Son las razones que nos conducen a tomar determinadas elecciones, realizar ciertos actos y nos ayudan a conseguir lo que nos proponemos o a convertirnos en lo que queremos ser.

Esta motivación intrínseca nos alienta para conseguir nuestras metas, una vez que analizamos nuestras competencias, potencialidades y recursos, por lo que tiene relación con el autoconocimiento que hemos visto previamente.

Es importante conocer nuestras fortalezas, debilidades y nuestro potencial para poder unirlo a nuestra motivación y conseguir objetivos realistas, que nos impulsen a la acción porque nos parezcan retadores, ambiciosos, pero a la vez que sea posible conseguirlos, ya que, en caso contrario, nos podrían generar ansiedad o frustración.

 

ORIENTACIÓN AL LOGRO

 

Es la capacidad para actuar orientando el esfuerzo y el talento hacia la consecución de los objetivos y gestionar eficientemente los recursos disponibles para ello, en el plazo de tiempo adecuado.

Las personas con orientación a resultados suelen perseverar en sus actividades y objetivos y es menos probable que desistan ante las adversidades o las críticas de los demás.

¿CÓMO IR ENTRENANDO MI ORIENTACIÓN AL LOGRO?

Haz una lista de tres objetivos que quieras conseguir, poniendo una fecha de realización.

Deben ser objetivos MARTE:

  1. Medibles: Establece un indicador que te permita confirmar si los has conseguido.
  2. Ambiciosos: Que te resulten estimulantes.
  3. Realistas: Que se puedan cumplir con los recursos de los que dispones.
  4. Temporales: Ponles una fecha de realización.
  5. Específicos: Concretos, que se puedan definir en una frase en positivo.

Establece las diferentes etapas más pequeñas (mensuales y/o semanales) para ir alcanzando los sub-objetivos que te permitirán alcanzar el objetivo final.

 

COMPROMISO 

Según el pensamiento de S. Lehman “el compromiso es lo que transforma una promesa en realidad, es la palabra que habla con valentía de nuestras intenciones, es la acción que habla más alto que las palabras, es hacerse al tiempo cuando no lo hay, es cumplir con lo prometido cuando las circunstancias se ponen adversas, es el material con el que se forja el carácter para poder cambiar las cosas, es el triunfo diario de la integridad sobre el escepticismo. Comprometerse y mantener los compromisos, son la esencia de la proactividad”.

¿CÓMO IR ENTRENANDO MI COMPROMISO?

  • Identifica una causa que esté relacionada con tus valores y por la que te sientes comprometido. ¿Qué acciones concretas realizas para demostrar tu compromiso? ¿Qué actividad te gustaría emprender que esté relacionada con esa causa y que puedas poner en marcha durante el próximo mes?
  • Reflexiona sobre una persona que para ti sea un ejemplo de compromiso. ¿Cómo se comporta? ¿Qué características de comportamiento tiene? ¿Cuáles tienes tú y cuáles te gustaría desarrollar?

 

INICIATIVA

Es la cualidad de poner en marcha nuevos proyectos, buscar soluciones emprender acciones.

La iniciativa nace de la persona, es decir, no hay ningún factor externo que lo impulse para lograr su objetivo. Las personas con iniciativa poseen además autoconfianza en hacer aquello que proponen o sugieren, indicadores de automotivación.

¿CÓMO IR ENTRENANDO MI INICIATIVA?

  • Recuerda una experiencia pasada en la que pusiste en práctica tu capacidad de iniciativa, (por ejemplo la resolución de un problema, la preparación de un viaje, etc). Anota por escrito las siguientes reflexiones:
    ¿Qué sucedió concretamente para que pusieras en marcha tu iniciativa?
    ¿Qué te motivó en ese momento? ¿Qué sentiste en esa situación?
    ¿En cuáles de tus fortalezas te apoyaste para llevar a cabo tu plan?
    ¿Qué es lo más agradable de ese recuerdo?
  • Después intenta comparar esos pensamientos a otra situación actual en tu vida en la que necesitas utilizar un mayor nivel de iniciativa y establece un plan de acción para afrontarla.

 

OPTIMISMO

Es la tendencia a ver y a juzgar las cosas en su aspecto más positivo, mostrando predisposición a entender y analizar la realidad desde su aspecto más favorable.

El optimismo contribuye a la automotivación: si tenemos una actitud positiva y la esperanza de alcanzar nuestras metas, es mucho más probable que lo logremos.

¿CÓMO IR ENTRENANDO MI OPTIMISMO?

  • Vigila tu posición corporal y tu tono de voz. No sólo expresamos nuestro estado de ánimo a través de nuestro lenguaje corporal, sino que también está científicamente comprobado que modificando nuestra posición corporal podemos influir en nuestro estado de ánimo. Por tanto, mantén una postura erguida, da grandes pasos, levanta la cabeza, sonríe e intenta utilizar un tono de voy alegre.
  • Utilizar palabras positivas y motivadoras, cuida tu lenguaje y los mensajes que te dices a ti mismo. Descarta de tu vocabulario frases como “Soy un imbécil”, “No sirvo para nada”,.. el cerebro no entiende esas bromas y las suele interpretar de forma literal, si las repetimos constantemente. Sustitúyelas por “Consigo lo que me propongo”, “Soy una persona inteligente y capaz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *