El coaching y la programación neurolingüística (II): Aplicación en el coaching

El modelo de comunicación de la programación neurolingüística, (PNL), es un modelo de cómo uno da sentido al mundo y de cómo, a partir de esas interpretaciones, uno manifiesta unos comportamientos determinados.

Los filtros mentales existen para protegernos de varias maneras. A partir de tu propia percepción del mundo, creas una intención positiva, aunque el valor de esta intención puede no ser obvio o siquiera lógico desde la perspectiva de otra persona.

Una mejor comprensión de los filtros ayuda a explicar por qué no todo el mundo experimenta el mundo de la misma manera, ni desea lo mismo de la vida, ni reacciona del mismo modo ante un suceso determinado. Esto no quiere decir que algunos de nosotros tengamos razón y otros estén equivocados; simplemente significa que vemos las cosas de manera diferente.

La PNL es el estudio de lo que percibimos a través de nuestros sentidos (vista, oído, olfato, gusto y tacto), cómo organizamos el mundo tal como lo percibimos y cómo revisamos y filtramos el mundo exterior mediante nuestros sentidos. Además, la PNL investiga los procesos que hacen que transmitamos nuestra representación del mundo a través del lenguaje.

Es por tanto, una aplicación práctica que nos permite, mediante técnicas y herramientas precisas, reconocer y desarrollar habilidades para el crecimiento personal y la mejora de las relaciones interpersonales. Nos ayuda a obtener información de primera calidad, en general mucho más objetiva y clara de lo habitual. Nos permite entender con mucha exactitud lo que otros quieren decir. Esto es algo fundamental en el coaching, ya que nos ayuda a crear sintonía y rapport con el pupilo, base para una confianza en el proceso y en el desarrollo de la persona:

  • Nos permite aclarar significados y disminuir malos entendidos.
  • Amplia nuestro mapa del mundo y el mapa del mundo de los otros.
  • Nuestras creencias limitan el mapa, así que el metamodelo ayuda a cuestionarlas.
  • Nos ayuda a identificar cómo se siente una persona, cómo querría sentirse.
  • Contribuye a formular objetivos.
  • Ayuda a identificar limitaciones, (los limites están en las palabras, no en el mundo). Con las preguntas del metamodelo podemos cambiar creencias limitadoras.
  • Ayuda a hacer preguntas poderosas que marcan la diferencia.

Bibliografía utilizada:

“Introducción a la PNL”- Joseph O’Connor y John Seymour
“Coaching con PNL” – Joseph O’Connor y Andrea Lages

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *