Así lideras, así compites. Reflexiones sobre el liderazgo 

Así lideras, así compites, es un libro sobre el liderazgo deportivo, con muchas reflexiones y mensajes para aplicar al mundo de la empresa y para la gestión y desarrollo de personas. La autora es Patricia Ramírez. Así lideras, así compites, demuestra como sacar lo mejor de un grupo de personas si se tiene un buen líder o entrenador al frente.

Así lideras, así compites. Cómo sacar lo mejor de tu equipo

En tu caso, ¿cómo lideras? Me gustaría extraer algunas de las reflexiones que me han parecido más interesantes, (creo que desarrolla algunas ideas de la figura del líder-coach):

  • Formarte para ser un buen entrenador implica potenciar todo aquello que te llevará a sacar lo mejor de tu equipo. Se trata de mejorar una serie de habilidades relacionadas con la comunicación, la toma de decisiones, la solución de conflictos y el conocimiento de las personas, entre otras.

Gestión es hacer las cosas bien, liderazgo es hacer lo correcto. Peter Drucker

Liderazgo: Características de un buen entrenador

Las características de un buen entrenador son:

  1. Es una persona clara y va de frente, lo que genera tranquilidad en el ambiente de trabajo.
  2. Trasmite valores y se comporta de forma coherente con los mismos.
  3. Los valores forman parte de nuestra filosofía de vida, definen qué se está dispuesto a tolerar y cuáles son nuestros límites y nos posicionan como la persona que somos.
  4. Tiene un locus de control interno, es decir, se responsabiliza de sus éxitos y de sus fracasos.
  5. Busca factores internos propios y del grupo para justificar la responsabilidad de su trabajo.
  6. Es prudente y se muerde la lengua.
  7. No verbaliza todo lo que pasa por su mente, sino que tiene autocontrol y es capaz de relacionarse sin hacer daño.
  8. Saca la cara siempre por los suyos.
  9. Las correcciones a las personas las hace en privado, lo cual hace que las personas se sientan seguras, valientes para tomar decisiones, ya que saben que si fracasan no va a ser criticadas en público.

Liderazgo: Características de un buen líder

  1. Se gana el respeto a través de su ejemplo y entrega.
  2. Son los argumentos y no el autoritarismo lo que te posiciona como líder delante de los tuyos, el mejor escaparate es la honestidad dando ejemplo con lo que predicas a nivel teórico.
  3. Es positivo, saca aprendizajes constructivos de la derrota y los malos momentos, insufla optimismo y energía cuando se necesitan.
  4. Se preocupa por el bienestar y calidad de vida de las personas de su equipo.
  5. Es un elemento motivador dentro del grupo, influye en los colaboradores de tal forma que les ayuda en la consecución de sus objetivos individuales y grupales.
  6. Delega y delega bien: el delegar motiva a otros, pero con cuidado: no siempre la persona más capaz es la que tiene que responsabilizarse de todo.
  7. Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre sus miembros, permitiendo y facilitando que sus colaboradores tengan su espacio.
  8. Sabe adecuar su estilo de liderazgo a las distintas personas, siendo más duro o más permisivo dependiendo de las capacidades, habilidades y motivaciones de sus empelados.
  9. El líder se pone objetivos desafiantes e invierte esfuerzo para conseguirlos, es una forma de predicar con el ejemplo.
  10. El líder es creíble y fiable ante los suyos, hace que se sientan seguros y respaldados.
  11. Es inteligente emocional y socialmente.

Trata a una persona tal y como es y seguirá siendo lo que es; trátala como puede y debe ser y se convertirá en lo que puede y debe ser. Goethe

El poder de las expectativas

Lo que esperamos de los demás, en sentido positivo y negativo, condiciona nuestro trato con ellos.

Si la persona se siente querida, apreciada, confía en sí misma, se esfuerza, trabaja porque sabe que alguien espera resultados positivos de ella y su esfuerzo y trabajo le llevan a conseguir esos resultados.

Lo mismo ocurre cuando no esperamos nada bueno.

El talento de tus colaboradores

Es importante descubrir cuál es el talento de tus colaboradores, o cuál es el potencial de cada uno. Para identificarlo atiende a estos cinco conceptos definidos por Xavier Cornette:

  • El talento es innato: es una aptitud que nace con la persona, que siempre se le ha dado bien, aunque se puede desarrollar y pulir.
  • Lo realiza con facilidad, no le cuesta esfuerzo.
  • Es reproducible, no es fruto de la suerte ni la casualidad, sino que la persona puede repetirlo cuando se lo propone.
  • Le produce placer y satisfacción, le apasiona.
  • Provoca admiración por parte de los demás, suele ser digno de reconocimiento.

El objetivo grupal en las organizaciones

En los equipos cohesionados existe un objetivo grupal que está por encima de los individuales y que además es aceptado por todo los miembros del equipo.

Es importante que los colaboradores participen de su definición para conseguir un compromiso mayor.

Tener objetivos define el camino y la meta, da sentido a la profesión.

El redactar los objetivos permite mantener la motivación, favorecer la concentración y poder planificar el trabajo en función de lo que se desea.

Como entrenador y líder de tu equipo: ¿Qué estilo de liderazgo aplicas a cada uno de los miembros de tu equipo?

¿Qué te lleva a aplicar uno u otro estilo?

¿Qué talento principal reconoces en cada uno de tus colaboradores?

¿Cuáles son los valores que quieres transmitir a los integrantes de tu equipo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *