Liderazgo de servicio: qué es y cuál es su papel en la gestión del cambio

El liderazgo de servicio ayuda a cómo gestionar el cambio. La función visionaria es el aspecto de liderazgo del líder de servicio.

Una vez que los colaboradores tienen claro hacia dónde van, el segundo aspecto importante es la labor de servicio.

Aquí, el líder facilita y ayuda al “cómo”, es decir, a ejecutar esa visión para gestionar el cambio.

Liderazgo de servicio y liderazgo estratégico: diferencias

Liderazgo estratégico

El liderazgo estratégico habla del “qué”, es decir, se asegura que todos vayan en la misma dirección en la gestión del cambio.

Esto es algo clave para establecer el tono y la orientación y tiene un efecto indirecto sobre la vitalidad de la organización.

Por tanto, la clave real de esta vitalidad es el liderazgo operativo.

Es la pieza crítica para conseguir la pasión de los colaboradores y la satisfacción de los clientes.

Liderazgo de servicio

El liderazgo de servicio tiene que ver con esta parte operativa del liderazgo al gestionar el cambio.

Es decir, una vez que la visión y la orientación convencen y generan motivación, viene la parte de la implementación óptima en la organización.

Es decir, cómo se lleva a cabo en la práctica.

Para ello, es fundamental que el líder de servicio sea capaz de crear y mantener una cultura que estimule a sus colaboradores.

Así, los colaboradores a su vez lo hagan con los clientes dentro del proceso de cambio en la organización o el equipo.

Sobre todo este liderazgo proviene del corazón.

Por consiguiente, es un trabajo interior, tiene que ver con el carácter del líder y con la intención de su liderazgo.

¿Por qué lidera? ¿Para servir o para ser servido?

Características fundamentales del liderazgo de servicio

Las dos características principales de los líderes de servicio son la voluntad y la humildad.

  • La voluntad es la determinación de sacar adelante una visión, una misión y una meta.
  • La humildad se refiere a la capacidad de darse cuenta de que el liderazgo no tiene que ver con el líder, sino con las personas y lo que necesitan.

Etapas fundamentales en el liderazgo de servicio

Te propongo otra serie de reflexiones para cada una de las etapas fundamentales en la consolidación de un equipo de alto rendimiento:

Atracción y desarrollo del talento
¿Cuánto tiempo inviertes en buscar personas con talento para el equipo?
¿Cuáles son las características clave que buscas?
¿Qué medidas específicas puedes emplear para atraer el talento?
¿Cómo estimulas y fomentas el desarrollo de los miembros del equipo?

Reinvención continua (los grandes líderes siguen aprendiendo siempre)
¿Quiénes son tus mentores?
¿Cómo te vas actualizando en tu desarrollo?

Valorar los resultados y las relaciones

Los buenos líderes valoran no sólo los resultados sino las relaciones, tanto con sus clientes como con sus colaboradores, proveedores, etc.

Eso es la garantía para una supervivencia a largo plazo.
¿Cuánto énfasis pones como líder en la obtención de resultados?
¿Cuántos de tus colaboradores dirían que has tenido una influencia significativa y positiva en sus vidas?

Encarnar los valores

Así, el liderazgo se fundamenta en la confianza, y para crearla hay que vivir y actuar como líder de forma coherente con los valores que se manifiestan.
¿Están alineados los valores de tu organización o de tu equipo con tus comportamientos?
¿Cómo sueles premiar a los colaboradores que encarnan esos valores?

El liderazgo de servicio es el que ayuda a crear una organización de alto rendimiento

Reflexiones

¿Cuál es el propósito del equipo? ¿Dónde quieres que tu equipo esté en cinco años?
¿Cuántos miembros del equipo podrían decir cuál es el propósito del equipo o en que quiere convertirse?
¿Qué valores impulsan el comportamiento del equipo?  ¿Cómo se comunica la visión de futuro en el equipo?

BIBLIOGRAFIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *