Qué es la autoestima y cómo mejorarla. Su papel clave en el liderazgo

Liderazgo y autoestima son complementarios. El líder tiene un rol fundamental en el desarrollo de la autoestima de las personas que gestiona. 

En anteriores posts hemos hablado de liderazgo y de las cualidades que tiene un buen líder para conseguir gestionar de forma eficiente un equipo u organización.

En este post nos centraremos en analizar el papel fundamental del líder como desarrollar de la autoestima de sus colaboradores.

Cómo mejorar la autoestima

En muchas ocasiones se habla de la importancia de que el líder tome conciencia y desarrolle su propia confianza y seguridad.

Éste es un aspecto básico para que el líder pueda seguir mejorando y aprendiendo.

Para poder creer en sus capacidades y en las de su equipo para conseguir la visión y los objetivos que se proponga.

Ahora iremos un paso más allá en nuestra reflexión.

Autoestima y coaching de liderazgo

Además, el líder tiene un rol fundamental en el desarrollo de la autoestima de las personas que gestiona.

Es lo que se conoce como líder transformador.

Participa en la evolución de sus colaboradores, potenciando sus capacidades y acompañándoles en el desarrollo de su talento.

Los líderes sobresalientes salen de su camino para aumentar la autoestima de su personal. Si la gente cree en si misma, es increíble lo que pueden conseguir. Sam Walton.

En relación con esta reflexión me gustaría recomendar en esta ocasión el libro El Niño Feliz de Dorothy Corkille Briggs.

En sus planteamientos habla de la autoestima en el niño.

Pero creo sinceramente, que los mensajes pueden extrapolarse a las gestión de las personas por parte del líder.

Todos hemos sido niños (y conservamos nuestro “niño interior”).

Por eso, estas reflexiones pueden servir en las relaciones interpersonales de nuestro día a día.

Me gustaría resaltar las ideas principales que trata la autora en su libro.

Te propongo que cambies la palabra “niño” por “colaborador” para reflexionar sobre las personas que lideras.

Qué es la autoestima y claves para mejorarla

Qué es la autoestima

Es lo que cada uno siente por sí mismo, su juicio general hacia sí mismo.

También, la autoestima es la medida en la que le agrada su propia persona en particular.

La diferencia entre las personas que funcionan plenamente y las que marchan por la vida entre tropiezos reside en la actitud de la persona hacia sí misma.

Es decir, en su grado de autoestima.

La autoestima elevada

La autoestima elevada no consiste en engreimiento ruidoso, sino en un silencioso respeto por uno mismo, la sensación del propio valor.

Se fundamenta en dos convicciones principales: “Soy digno de que me amen” (importo y tengo valor porque existo).

Soy valioso” (puedo manejarme a mi mismo y manejar lo que me rodea con eficiencia. Sé que tengo algo que ofrecer a los demás).

De dónde proviene la autoestima

Nos preguntamos, ¿de dónde proviene la autoestima que constituye el ingrediente decisivo de la salud mental?

Proviene de la calidad de las relaciones que existen entre el niño y aquellos que desempeñan papeles importantes en su vida.

Cómo tener alta autoestima

La clave de la paz interior y la vida feliz es la alta autoestima, por cuanto ella se encuentra detrás de toda relación exitosa con los demás.

La baja autoestima

La baja se encuentra ligada con el planteo de uno mismo de exigencias imposibles de cumplir.

Toda situación vital que hace que el individuo se sienta personalmente más valioso estimula la elevación de la autoestima.

O sea, que confirma su valor como persona única.

Elementos que transmiten y potencian la autoestima

¿Cuáles son los elementos capaces de transmitir el amor al niño para que elabore un sentimiento profundo de autorrespeto?

Esto surge cuando brindamos verdaderos encuentros y seguridad psicológica, esto es, cuando ofrecemos atención concentrada.

Además, el ingrediente más importante de toda relación positiva es la honestidad.

Es importante la forma en la que hablamos con los niños de nuestros propios sentimientos.

Para que se sientan seguros con nosotros debemos comunicarnos de una forma que no implique juicios.

Los niños sobreviven en la aceptación, pero no florecen en ella, necesitan algo más intenso: el aprecio.

Tienen que sentirse valorados, preciosos y especiales por el mero hecho de existir.

La atención activa

La comprensión sólo se puede probar mediante la atención activa. La atención activa consiste en:
1.- Prestar atención sensible a los mensajes verbales y no verbales del niño.
2.- Reflejar empáticamente el mensaje total.

El grado de comprensión

Para comprobar nuestro grado de comprensión tratemos de reflexionar en nuestras relaciones y conversaciones con los niños estos cuatro hechos:
1.- ¿Quién habla la mayor parte del tiempo?
2.- ¿Cómo respondemos a los mensajes de nuestros hijos? ¿Empleamos los “frenos de sentimientos” tradicionales (juicios, razones, aprobación, negación)
3.- ¿Nos mantenemos silenciosamente atentos o reflejamos el mensaje total del niño de forma activa y empática?
4.- ¿Cómo nos sentiríamos si alguien tratara nuestros mensajes como nosotros tratamos los de nuestro hijo?

Si tus acciones inspiran a otros a soñar más, aprender más, hacer más y ser más, eres un líder. John Quincy Adams.

Reflexiones finales
¿Cuál crees que es el nivel de autoestima de cada uno de tus colaboradores?

¿Cómo es tu comunicación con cada uno de ellos?

¿Cómo crees que puedes desarrollarla?

Posted in:

2 Comments

  1. Buenas noches, nuestras organizaciones necesitan lideres que esten con muy buena autoestima para poder tomar decisiones acertadas que ayuden a conseguir los objetivos organizacionales, y poder liderar a nuestros colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *