Una nueva mente

En esta ocasión me gustaría recomendar el libro de Daniel H. Pink, “Una nueva mente”, que ayuda a comprender la importancia de aprender a combinar el uso de nuestros dos hemisferios cerebrales para poder gozar de una vida equilibrada y feliz.

A veces tendemos a hablar de forma aislada de cada hemisferio, incluso en muchas ocasiones se concede mucho más peso al hemisferio izquierdo, (que maneja la lógica, el pensamiento secuencial, lineal, funcional, textual y analítico).

Pero no olvidemos que gracias al hemisferio derecho conocemos el mundo. Es el responsable de los razonamientos holísticos, intuitivos y no lineales. Permite la estrategia de enfoque simultáneo, metafórico, estético, contextual y sintético.

Los hemisferios son dos mitades de un cerebro diseñadas para trabajar conjuntamente como una unidad fluida, integrada y singular. El llevar una vida feliz y exitosa depende de combinar ambos hemisferios cerebrales, consiguiendo que se apoyen de forma equilibrada.

El autor habla de seis destrezas específicas de “concepto elevado”, esenciales en nuestra era y relacionadas con trabajar más con el hemisferio derecho.

Nos plantea además varios ejercicios para desarrollar estas destrezas:

1.- Diseño: Ya no es suficiente con crear un producto, servicio, experiencia o estilo de vida funcional. Hoy en día es decisivo que sea además hermoso, caprichoso o emocionalmente atractivo. Es la posibilidad de traer placer, sentido y belleza a nuestras vidas.

Ejercicios propuestos:

  • Lee revistas de diseño, familiarízate con el concepto.
  • Visita museos de diseño, simplemente observa.
  • Encuentra un objeto que significa mucho para tí y piensa ¿cómo me afecta? ¿en qué pienso? ¿qué me transmite?

2.- Narración: Ya no basta con ofrecer un argumento efectivo. Es esencial la persuasión, la comunicación y la comprensión de uno mismo para elaborar una historia convincente. Es una ansia de comprender de forma más profunda cómo encajamos y por qué eso es importante, para ello debemos escuchar las historias de los demás y ser los autores de nuestras propias vidas.

Ejercicios propuestos:

  • Escribe un microrrelato, deja volar tu imaginación, practica.
  • Ve a un festival de cuentacuentos.
  • Dale vida a las fotos, imagina y escribe historias posibles relacionadas con esas imágenes y fotos.

3.- Sinfonía: Además del enfoque y la especialización hoy se hace imprescindible la imagen global, transgredir límites y ser capaz de combinar piezas, la síntesis. Es la capacidad de ver las relaciones entre cuestiones inconexas, de detectar patrones amplios y de inventar algo nuevo.

Ejercicios propuestos:

  • Compra cinco revistas de temas nuevos en un kiosko, de temas que no conozcas o que nunca antes te hayan interesado.
  • Dibuja con el lado derecho del cerebro, (visualizando la imagen global).
  • Crea tu propio tablón de inspiraciones, apunta ideas que se te ocurran, aunque parezcan no tener sentido.

4.- Empatía: La mera lógica ya no basta, hay que comprender lo que mueve a los demás, establecer relaciones y cuidar a los demás. Es la capacidad de imaginarte en el lugar de otra persona e intuir lo que siente, de ponerte en su piel, ver con sus ojos y sentir con su corazón.

Ejercicios propuestos:

  • Escucha conversaciones ajenas, intenta comprender los sentimientos que tienen las personas que las cuentan.
  • Juega a adivinar vidas, de personas que te encuentras por la calle, en un bar, etc.
  • Asiste a clases de teatro, interpreta emociones y sentimientos del personaje.
  • Haz voluntariado.

5.- Juego: Se hace necesario practicar la risa, el humor y los juegos. Es la capacidad de poner las situaciones en contexto, de ver la imagen global y combinar diferentes perspectivas, está relacionada con una elevada capacidad emocional.

Ejercicios propuestos:

  • Encuentra un club de la risa, participa en talleres de humor.
  • Juega a poner texto a viñetas del periódico de forma divertida.
  • Juega a inventar, a imaginar cosas nuevas, diferentes utilidades.
  • Vuelve al cole o al patio o visita una clase infantil.

6.- Sentido: Se ha pasado a la búsqueda de anhelos más plenos de sentido: propósito, trascendencia y plenitud espiritual. Es un movimiento gradual hacia valores de autorrealización, empezando a tomar en serio la espiritualidad y la felicidad.

Ejercicios propuestos:

  • Da las gracias cada día y de corazón por al menos 5 cosas que te han ocurrido.
  • Regla del 20/10: Piensa qué harías si tuvieras 20 millones de euros o si te quedasen sólo 10 años de vida.
  • Revisa tu tiempo y prioridades y decide si asignas tu tiempo a lo que realmente quieres.
  • Dedica tu trabajo de cada día a alguien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *