¿Cómo gestionar mejor el estrés?

¿Sabes cómo gestionar mejor el estrés del día a día?

¿Tienes con frecuencia la sensación de que las actividades del día a día acaban dejándote agotado/a?

¿Te sientes desbordado/a por el estrés?

Cómo gestionar mejor del estrés

Una gestión óptima del estrés nos permite adecuar la cantidad de proyectos en relación al tiempo de una forma realista.

Si tengo mucho tiempo ocioso en relación a las actividades o retos que tengo por delante me voy a aburrir, si tengo poco tiempo y muchos retos voy a estar estresado e incluso podría tener ansiedad.

La gestión adecuada del estrés tiene una estrecha relación con competencias que hemos tratado anteriormente, como la gestión eficiente del tiempo, la asertividad y la capacidad de planificación. 

Además, muchas investigaciones sobre el pensamiento consciente, nos confirman que cuando la realización de una actividad requiere atención no podemos concentrarnos más que en una cosa a la vez.

Si estamos concentrados en más de una tarea nuestro rendimiento disminuye.

También tenemos que tener en cuenta que tendemos a subestimar el tiempo que calculamos que necesitaremos emplear para realizar una tarea.

Qué es el estrés

Existen muchas definiciones de estrés, aunque en general podemos decir que es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como una amenaza o en la que se me exige una demanda elevada.

Fisiológica o biológicamente es la respuesta o la forma de reaccionar a un desafío.

Debido a que el cuerpo no puede mantener este estado de estrés elevado durante largos períodos de tiempo, nuestro cuerpo tiene tendencia a hacer regresar al cuerpo a condiciones fisiológicas más normales.

El estrés normalmente describe una condición negativa (distrés) o por el contrario una condición positiva (eustrés), que puede tener un efecto mental, físico e incluso de malestar o bienestar en un ser humano.

¿CÓMO IR ENTRENANDO MI GESTIÓN DEL ESTRÉS?

Coge boli y papel y reflexiona por escrito sobre estas cuestiones:

  • ¿Cómo de realista es la planificación que hago de mis actividades diarias?
  • ¿Qué porcentaje de mi planificación suelo haber realizado al final del día?
  • ¿Cuál es mi nivel de satisfacción conmigo mismo/a al final del día? ¿Y el ritmo que he llevado a lo largo del día o la energía que he tenido que emplear?
    • Sitúate de 0 a 10 en una escala en la que 0 es un nivel de energía muy bajo empleado y 10 un nivel excesivo.
    • Decide en qué nivel quieres estar para conseguir una mayor satisfacción contigo mismo y un nivel de actividad óptimo.
  • Si has decidido que quieres cambiar algunos aspectos seguramente tendrás que identificar cuáles.
  • ¿Qué compromisos estás adquiriendo que no quieres realizar? ¿En qué ocasiones adquieres esa responsabilidad que no es tuya o no quieres seguir teniendo?
    • ¿Qué necesitas para dejar de hacerlo?
    • ¿Con quién vas a hablar para poner en marcha ese cambio?

Elimina las multitareas para gestionar mejor el estrés

Olvídate del “multi-tasking” y realiza una sola tarea a la vez.

Elige realizar las que son más importantes para ti en momentos del día en los que tienes un mayor nivel de energía, (suelen ser momentos de comienzo del día, donde estás más fresco).

Agrupa las tareas, para aprovechar la concentración enfocada que ya tengas.

Establece periodos de una hora o una hora y media alternados con descansos de 10-15 minutos.

Establece rutinas de trabajo. Evita interrupciones.

¿Qué te gustaría añadir o comentar en relación con gestionar mejor el estrés?

¿Qué te ha resultado útil en tu experiencia a este respecto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *