La situación actual de la mujer en la empresa

¿Cuál es la situación actual de la mujer en la empresa? ¿cuál es su papel? En esta ocasión debatimos sobre la situación actual de la mujer en el mundo de la empresa junto con Valle García de Novales, (socia Directora de AV Asesores y miembro de la junta de Directivas de Aragón) y María López Palacín, (Gerente de Industrias López Soriano y miembro de ARAME).

 

 

La mujer en la empresa: situación actual

Según ha salido publicado en el Diario.es en relación al estudio de la Asociación española de Ejecutivos y Consejeros, actualmente tan sólo el 15,6% de los puestos de responsabilidad en los Comités de Dirección de las empresas del IBEX 35 están ocupados por mujeres.

¿Qué os parece esta información? ¿Cómo es la situación actual de la mujer en el mundo de la empresa?

¿Cómo es la situación actual de la mujer en el mundo de la empresa?

Conocedora del estudio Valle comenta que efectivamente esa cifra es una realidad actual y es lamentable que ocurra así.

Es un espejo en el que nos miramos, y aunque no sea la realidad de todas las empresas del país sí es cierto que sólo en torno al 23% de los puestos de Consejeros están ocupados por mujeres, (incluso varias de ellas son consejeras en varias empresas, por lo que son muy pocas).

Son muchas las empresas del IBEX 35 en las que no hay mujeres ni en el órgano de gobierno ni en el comité de dirección.

Esa cifra es penosa en estas alturas del siglo XXI y más teniendo en cuenta que mayoritariamente esas mujeres están ocupando las direcciones de Comunicación y Recursos Humanos, es decir, hay muchas áreas cuya dirección no está todavía ocupada por mujeres.

María comenta que esto es parte de una evolución y que esto ocurre no sólo en el sector privado sino que también ocurre en la Administración. En los niveles de dirección a nivel funcionarial o en los sindicatos, en la Universidad, también ocurre, es un ejemplo de la sociedad. Hoy en día, de nuevo, vuelve a haber menos mujeres en carreras técnicas de lo que había antes.

 

Es importante que haya mujeres referentes para las niñas y espejos en los que puedan verse reflejadas. Maria López Palacín.

 

Como llegar a la igualdad real entre mujeres y hombres

Hay una igualdad legal, pero el problema es que no es real. ¿Cómo creéis que podría ayudarse a que la igualdad sea real?

Valle comenta que la capacidad y el talento de la mujer ya no se discute, pero sí hacen falta mayor número de oportunidades y un cambio real de mentalidad.

Vivimos en una sociedad en la que la igualdad es legal sobre el papel, pero hace falta ese cambio cultural que hay que llevar a la empresa y a la sociedad.

En las estadísticas del INE todavía vemos que el 90% de las excedencias para el cuidado de hijos y de personas dependiente recae en las mujeres.

Evidentemente parea una empresa la persona que tiene mayor probabilidad de que se coja esas excedencias va a resultar menos interesante para contratar. Hay que reflexionar en porqué lo tiene que hacer siempre una mujer, por ello es un cambio de mentalidad absoluta.

Corresponsabilidad familiar

Al respecto, Valle cree que no hay que dejar que las cosas simplemente sucedan, sino que hay que pensar sobre ese aspecto de “corresponsabilidad” en la familia.

Dentro de una pareja para crear una familia se tomen decisiones sobre que la carrera de ambas partes es igual de importante y hay que ir decidiéndolo, al igual que el tema de coger la reducción de jornada, que si siempre recae en la mujer va a tener menos oportunidades para ascender o tener más responsabilidad.

Si las mujeres de media perciben de media un 30% menos de salario debido a esas reducciones de jornada a la hora de la jubilación eso se puede convertir en un 50% menos de pensión.

Hace falta una reflexión también sobre los horarios de trabajo en nuestra sociedad, que hacen incompatibles una conciliación entre vida personal y profesional adecuada ya que están pensados desde el punto de vista que siempre haya una persona en casa cuidando de los hijos.

María comenta que los horarios de trabajo por ejemplo en el sector servicios de ocio es efectivamente muy difícil de compaginar.

Por supuesto este cambio social debe ocurrir, y además sin olvidar también el sector rural que también tiene mucha más complejidad que en la ciudad.

Ella opina que en los puestos directivos del sector industrial, que tienes que viajar mucho, por ejemplo, hay que definirlo y acordarlo en el seno de la familia.

 

mujer en la empresa

Miedos de las mujeres

¿Pensáis que existen algunos miedos que frenan a las mujeres en ese desarrollo de su carrera profesional?

María opina que estamos capacitadas y que no hace falta ser una super woman, podemos llegar a todo y tener además tiempo para ocio, lo importante es que todos juguemos con las mismas cartas.

Cree que hay que marcar unas bases para todo y debemos tener tiempo para la familia, para el trabajo, el ocio, para nosotras mismas, etc.

Valle opina que no es el problema que haya miedos por parte de la mujer en general, sino que tiene que ver con cómo están organizados los recursos humanos en las empresa, cómo se gestionan las promociones o los planes de carrera.

A veces en los propios departamentos de RRHH no ofrecen una promoción a una mujer que ha sido madre porque el puesto implica viajar y ya toman la decisión por ella y no se lo ofrecen, pero eso no es lo adecuado, es la persona la que debe considerarlo y tomar esa decisión personal.

Una propuesta para las empresas es que siempre que haya una promoción que se le dé la oportunidad a la mujer de decidir, que no se dé por hecho nada.

Dudas internas

María comenta que en algunos casos, cuando a algunas mujeres se les ofrece una promoción pueden surgirles dudas sobre si serán capaces, si podrán, etc. cuando tus jefes te ofrecen una promoción interna es que ya confían en ti, te conocen y piensan que eres la persona adecuada para promocionar.

Si luego tú no quieres por otros motivos de acuerdo, pero es importante que la mujer confíe en sí misma y en sus capacidades cuando se le ofrece esa promoción interna.

Valle comenta que a veces ocurre en las mujeres ese “síndrome del impostor”. Es decir, normalmente ocurre que una mujer sólo va a postularse para un puesto si ve que cumple todos los requisitos y se ve capacitada, mientras que un hombre no va necesitar en general estar tan seguro de si cumple el perfil si le interesa el puesto.

Parece que la mujer es mucho más exigente consigo misma en ese aspecto y a veces tiene más complejos e inseguridades. Aunque parece que esta mentalidad forma ya parte más bien del pasado, las nuevas generaciones ya van siendo diferentes.

Parece que está relacionado con los sesgos aprendidos. A nivel de educación en primaria y hasta los nueve años los niños y las niñas se ven absolutamente capaces de todo y se ven buenos en todo.

Es a partir de esa edad donde cuando tienen dificultades en matemáticas, por ejemplo, las niñas reciben el mensaje de que se enfoquen en otras cosas que serán más fáciles o adecuadas para ellas.

 

Este es un camino que vamos a recorrer hombres y mujeres juntos, es un camino de sentido común y de justicia social. Valle García de Novales.

 

Fomentar la carrera profesional de las mujeres

¿Cuáles pensáis que pueden ser las maneras en la educación de que se fomente la carrera y el desarrollo profesional de la mujer?

Maria cree que es necesario que haya un tratamiento totalmente igual para niños y niñas.

También es importante que haya referentes para las niñas y espejos en los que puedan verse reflejadas. Que las niñas puedan tener figuras referentes femeninas y que estén ocupando puestos en los que ellas quieran verse en el futuro.

Valle cree que también habría que cambiar los libros de texto, ya que no aparecen mujeres en los libros o en los museos. Por poner un ejemplo, en el Museo del Prado hay poquísimos cuadros expuestos que hayan sido pintados por mujeres.

Lo mismo ocurre en los libros de texto en los colegios. Parece que las mujeres no hemos creado, pintado, escrito o inventado nada interesante.

Es muy importante esa labor de sensibilización y concienciación para las niñas y los niños. Hace falta un gran paso en la educación, es algo que no se cambia de la noche al día, pero es importante hacerlo, ya que durante mucho tiempo las mujeres han tenido que firmar con pseudónimos o poner su obra con el nombre de sus padres o maridos.

 

Conclusión

Y tú, ¿qué opinas sobre la situación actual de las mujeres? ¿qué reflexiones te gustaría hacernos llegar sobre este tema?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *